Metalurgia en Cantabria

Metalurgia en Cantabria

Es el sector industrial más antiguo en Cantabria (Siglo XVII). El sector está formado por empresas de fabricación de productos metálicos, de fabricación de maquinaria y metalurgia. Cuenta, además, con un alto nivel de especialización: hierro y acero, generadores, fundiciones metálicas y construcción naval.

En Cantabria existe presencia de todas las ramas del sector metal mecánico, con importantes acerías, transformadores del metal, fabricantes de bienes de equipo y una amplia red de empresas de servicios y pequeños fabricantes y transformadores.

La ubicación estratégica de Cantabria y la extraordinaria ventaja de la bahía de Santander como refugio marítimo en la cornisa norte de España fue la base para la construcción de varios astilleros, que como Astander conservan el liderazgo en el desarrollo de tareas especializadas.

La experiencia en el sector del metal ha permitido el desarrollo de una larga lista de empresas que realizan tareas de mecanizado, calderería o trefilado. Entre ellas destaca Trenzas y Cables de Acero (TYCSA), perteneciente al grupo GSW, que es líder mundial en cables de acero de alta resistencia. La demanda de la industria del metal y la generada por otros sectores como los electrodomésticos, construcción o químico ha permitido la existencia de varios distribuidores relevantes, como Susider o Hierros y Aceros de Santander, que ofrecen distintas labores con valor añadido sobre el producto básico. Determinadas empresas han sido capaces de ofrecer un servicio de transformación completo, que va más allá de las tareas de taller, entregando piezas de alto valor añadido, como es el caso de Equipos Nucleares, que suministra piezas únicas para plantas de energía nuclear. La industria de Cantabria ha sido líder en la producción de equipos domésticos en España, contando con la sede central de la primera firma española (Teka) y con una importante fábrica de la primera multinacional europea del sector, BSH.